CNI

CNI

martes, 12 de diciembre de 2017

México. Campaña Internacional por la libertad de Arturo Campos



Partido Obrero Socialista
12 de diciembre 2017
Me llamo Agustina García de Jesús y mi esposo Arturo Campos; hoy 1 de diciembre de 2017 cumplió 1 461 días de injusta prisión. Lo mismo pasa con Gonzalo Molina y Samuel Ramírez.

Los tres fueron encarcelados hace más de cuatro años por organizar a las comunidades por lo que son presos politicos.

Pero el gobierno no quiere que la gente se organice y prefirió meter a la cárcel a 17 comunitarios.
Quedan tres en prisión y tenemos que liberarlos.

Arturo Campos ya ha sido declarado inocente en 3 de 4 causas penales. Queda la acusación de que secuestró a 43 personas, pero ésta es tan insostenible como ridícula. Nosotros somos indígenas ña savi. Arturo y yo tenemos seis hijos, todos menores de edad. Los que van a la escuela están entre los que sacan mejores calificaciones.

Exijo que Arturo, Gonzalo y Samuel queden en inmediata libertad. Pido que el Doctor Alberto López Celis, Presidente del tribunal Superior de Justicia del Estado de Guerrero, ordene ya su liberación. (presidencia@tsj-guerrero.gob. mx). Lo mismo le exijo al gobernador Héctor Astudillo Flores y al presidente del país, Enrique Peña Nieto.

Firman:

Norma Rios. Presidenta APDH ARGENTINA 

Gustavo Martínez secretario general de CTA autónoma provincia Santa Fe 

María Elisa Salgado, Secretaria General de SUTEBA Tigre 

Giselle Santana, Secretaria General de la Regional Norte de CTA A y Secretaria Gremial de la Junta Interna de ATE INTI 

Pablo Fonti, Secretario General de la Junta Interna de ATE de la Dirección de Niñez de la Provnicia de Santa Fe. 

Carlos Zerrizuela, Delegado General del Frigorífico Rioplatense y candidato a Secretario General por la Lista Roja. 

Sabrina Simioni, Marita Roquero, miembros de la Comisión Directiva de AMSAFE Rosario. 

Alfredo Cáceres, Jimena Oliva, Virginia Baldo, Carlos Panunzio, María Clara Salgado, Marcela Ojeda, Roberto Juarez, Guillermo Ferreira, del Consejo Ejecutivo Seccional de SUTEBA Tigre,  

Andrés Machuca, Angel Cáceres, Néstor Souza,  del CES de SUTEBA La Matanza. 

Guillermo de los Hoyos, Secretario Adjunto de la CTA A Provincia de Santa Fe.  

Juan Carlos Maceiras, Patricia Ramos, Congresal de SUTEBA y directiva de la CTA Lomas de Zamora. 

Gastón Kutnick, Delegado de APTA, Asociación Personal Técnico Aeronáutico - CGT.  

Gastón Covino, Delegado  de ATE PAMI.  

Alejandro Sirota, delegado ATE INTI. 

Guillermo Galantini, Tati Castagno, Anahí Andrade, Coordinadora por los Derechos y la Justicia de Monte Caseros, Corrientes.  

Karina Almirón, por la Agrupación Trabajadores en Lucha del Hospital Posadas.  

 Ricardo Valdueza, de la dirección de Opinión Socialista. 

Adherimos: Sindicato de Empleados y Obreros Municipales de Jujuy (SEOM-Jujuy). Partido por la Dignidad del Pueblo. Movimiento Tupaj Katari. Corriente de la Economía Social. Todos de Jujuy-Argentina. Y Corriente Social y Sindical Primero de Mayo, a nivel nacional 

Suma mi firma Gerardo Herrero integrante del centro de estudiantes del profesorado de historia normal 1 la plata dni 21.911.118 

Grupo Reconstrucción e Identidad 

Cultura Indígena De Argentina 

Karina maloverti junta interna de delegados de  SENASA  

Convocatoria por la segunda independencia. 

Sindicato dos Trabajadores da Alimentação. 

De São José dos Campos. 

Luis González, 14904190, reclande Programa de radio 

Comisión Interna Synthon en el SPIQyP  (Quimicos San Lorenzo) 

- Agrupación de Estatales Luisa Lallana en ATE 

- Federación Anarquista de Rosario 

- Juventud Libertaria 

Alfredo Grande Médico psiquiatra. Escritor. Redactor Agencia de Noticias pelota de trapo. 

Carlos Medina FOL FRENTE DE ORGANIZACIONES EN LUCHA 

lunes, 11 de diciembre de 2017

México. Palabra de Marichuy en Zacatecas




CONGRESO NACIONAL INDÍGENA
10 de diciembre 2017
Agradecemos el recibimiento y el importante trabajo de los grupos de apoyo que en todo el país nos han acompañado, tejiendo redes y conciencias solidarias. Venimos recorriendo esta región conociendo las lucha y sentimiento de los pueblos indígenas, campesinos y urbanos, llamando a la organización porque es el único camino que vemos posible.

Queremos denunciar que el día de ayer fueron retiradas por personal de la policía estatal de Jalisco mantas que daban la bienvenida al Concejo Indígena de Gobierno y que fueron colocadas en el punto conocido como crucero de banderitas por compañeros de la comunidad indígena tepehuana y wixárika de Azqueltán y San Sebastián Teponahuaxtlán, Jalisco.

Hemos sabido del importante apoyo que el Concejo Indígena de Gobierno ha tenido por parte de las y los compañeros que han firmado para que esta propuesta de abajo, de la cual soy vocera, pueda figurar en la boleta electoral para el año 2018.

Queremos decirles que es importante para nosotras y nosotros, pues nuestro llamado es a la organización, a la construcción de abajo, por lo que el apoyo de ustedes, hermanas y hermanos, es el reflejo de que en el corazón de las ciudades hay las ganas de hacer un cambio radical cimbrando el podrido sistema político de los de arriba. Queremos agradecerles y pedirles que, al firmar, y al no firmar, o firmar por quien sea, tengamos claro que lo que sigue es organizarnos, no solo hoy o mañana, sino siempre, pues el horizonte que nos imponen los de arriba es oscuro, pase lo que pase en el proceso electorero los capitalistas vienen por todo, acompañados de sus fuerzas represivas, vienen por nuestras tierras, ríos, bosques y nuestra vida como pueblos del campo y de las ciudades.

Entre todos busquemos  y hagamos otras formas de hacer gobierno, uno que nazca de la dignidad organizada, hecho por todas y todos los de abajo que resisten de muchas formas diferentes; los que se organizan en las ciudades para defender sus espacios colectivos, sus derechos laborales, su derecho a la educación, a la salud. Los que se rebelan de muchas formas diferentes; que están haciendo su propia seguridad y justicia, impartiendo su propia educación, los que están defendiendo sus tierras, los que están defendiendo que haya agua limpia en los ríos y que estos sean libres y no presos de las hidroeléctricas, los que luchan cada día por vivir en medio de la opresión y abren los ojos para ver que también tienen derechos, los que ponen de forma honesta su voluntad y trabajado diarios para ser solidario con sus ciencias y con sus artes a las luchas de los oprimidos.

Sigamos compañeras y compañeros, no demos ni un paso atrás y pongamos nuestra mirada y conciencia no el proceso electoral de 2018, sino en el tiempo que necesitemos para reconstruirnos.

Desde la ciudad de Zacatecas

A 7 de diciembre de 2017

Nunca mas un México sin Nosotros

ver más:
https://www.congresonacionalindigena.org/2017/12/10/palabra-marichuy-zacatecas/

sábado, 9 de diciembre de 2017

MÉXICO. PALABRAS DE MARICHUY EN LA CIUDAD DE SAN LUIS POTOSÍ.

Resumen semanal de las actividades del Concejo Indígena de Gobierno y su vocera, María de Jesús Patricio Martínez


ACTIVIDADES DEL CIG Y SU VOCERA
diciembre 8 de 2017
Entonces este caminar y esta palabra que llevamos es una tarea que nos han encomendado el Concejo Indígena de Gobierno y el Congreso Nacional Indígena, de lo que están pensando los pueblos de que es importante hacer si queremos que construyamos un México diferente, un México desde abajo; solamente organizados lo vamos a poder lograr, derribar este sistema capitalista.

Si logramos organizarnos desde nuestras familias, desde nuestro barrio, desde nuestra colonia, desde la ciudad, juntos todos, pensando, analizando cómo hacerle, porque solamente platicando en lo corto se puede llegar a lograr algo más fuerte, a nivel nacional, a nivel internacional. Es por eso nuestra palabra es ésa pues, de decirles que nuestra participación en este proceso electoral pues no es un fin electoral, es un fin organizativo, es algo que tenemos que ir articulando entre todos.

Por eso nuestra propuesta no es solamente de aquí al 2018, sino que nuestra propuesta es más allá del 2018, después del 2018 es cuando tiene que quedar esa fuerza organizativa desde abajo. Entonces, si logramos hacer un alto en nuestro camino y juntos pensar cómo hacerle, yo creo que sí lo podemos lograr.
Entonces esa es nuestra palabra, es nuestro caminar que estamos llevando por todos los lugares a donde vamos recorriendo y que surge esta propuesta desde los pueblos indígenas, pero es para todo México, y esta propuesta tiene un fin organizativo, así es de que es mucho trabajo.

Yo sé que hay lugares que ya están organizados, ya llevan un trabajo avanzado, entonces es pensar, articular a más hermanos que todavía no están, es buscar abajo, y nuestros enemigos no están abajo, tal vez han sido engañados así como muchos que están en nuestras comunidades que a través de los partidos nos han venido dividiendo, nos han venido confrontando, pero si logramos articular a estos hermanos abajo y juntos pensar cómo vamos a destruir esta hidra capitalista, este sistema capitalista que está acabando con nosotros, sí lo podemos hacer, sí lo podemos lograr; entonces ya estaríamos construyendo un México diferente desde abajo, donde el gobierno obedezca al pueblo organizado, al pueblo desde abajo, que se escuche esa voz, que se vean estos hermanos  indígenas, estos hermanos que están en la ciudad.

O sea que los pobres del campo y la ciudad, los trabajadores, los maestros, los estudiantes, las mujeres, todos juntos tenemos que unir estos esfuerzos y juntos construir algo nuevo desde abajo, algo que solamente nosotros lo podemos hacer, nadie más, y solamente juntos vamos a poder resolver esos problemas porque está visto que desde arriba no hay ningún interés, no hay ninguna intención de que nuestras comunidades sigan existiendo, de que nosotros como seres humanos sigamos existiendo.

Ellos están pensando cómo acumular más capital a costa del sufrimiento de los que están abajo, entonces por eso nuestra propuesta no es con un fin electoral de llegar al poder, sino más bien es empoderar al pueblo, que el pueblo se organice, que el pueblo sea capaz de decir qué es en lo que está de acuerdo y en qué no, y solamente lo puede hacer con organización desde abajo.

Entonces quiero dejar ese mensaje, pedirles muchas disculpas porque no pude estar físicamente, pero están las concejalas, y a través de ellas está la palabra por la cual nos ha mandatado el Congreso Nacional Indígena.

Entonces reciban un saludo y seguimos caminando por la construcción de un México desde abajo, un México organizado, un México que tiene que surgir poco a poco para el bien de nuestras mismas comunidades, por el bien de todos nosotros y con el fin de que vamos juntos a combatir este sistema capitalista, así es de que adelante, compañeros y compañeras, la chamba esta dura, es mucho trabajo, pero creo que si lo hacemos entre todos va a ser menos pesado.

Un saludo a todos por allá.

ver más:
https://actividadesdelcigysuvocera.blogspot.mx/2017/12/palabras-de-marichuy-en-la-ciudad-de.html

jueves, 7 de diciembre de 2017

Recuerdos sobre Lenin


Partido Obrero Socialista
octubre 2017
John Reed dejó dos semblanzas sobre Lenin, el jefe de la revolución de octubre-noviembre.
Así lo vio:
“Una tempestad de aclamaciones anunció la entrada al auditorio de Lenin, el gran Lenin.
Era hombre de baja estatura, fornido, la gran cabeza redonda y calva hundida en los
hombros, ojos pequeños, nariz roma, boca grande y generosa, el mentón pesado.

Estaba completamente afeitado, pero ya su barba, tan conocida antaño, y que ahora sería eterna,
comenzaba a erizar sus facciones. Su chaqueta estaba raída, los pantalones eran demasiado
largos para él. Aunque no se prestaba mucho, físicamente, para ser el ídolo de las
multitudes, fue querido y venerado como pocos jefes en el curso de la historia. Un extraño
jefe popular, que lo era solamente por la potencia del espíritu.

Sin brillo, sin humor,intransigente y frío, sin ninguna particularidad, pintoresca, pero con el poder de explicar ideas profundas en términos sencillos, de analizar concretamente las situaciones, y dueño
de la mayor audacia intelectual.”

Un segundo recuerdo sobre Lenin es en el segundo congreso de los soviets, cuando estos
anuncian que se hacen del poder.
“Lenin se puso en pie. Manteniéndose en el borde de la tribuna, paseó sobre los asistentes
sus ojillos semicerrados, aparentemente insensible a la inmensa ovación, que se prolongó
durante varios minutos. Cuando ésta hubo terminado, dijo simplemente:
-Ahora procederemos a la edificación del orden socialista.

Nuevamente se produjo en la sala un fuerte rugido humano.
—En primer lugar, es preciso adoptar medidas prácticas para la consecución de la
paz. Ofreceremos la paz a todos los pueblos de los países beligerantes a base de las
condiciones soviéticas: nada de anexiones, nada de indemnizaciones, derecho de los
pueblos a determinar su propia existencia... La cuestión de la guerra y la paz es tan clara
que creo poder dar lectura, sin más preámbulo, a un proyecto de proclama a los pueblos
de todos los países beligerantes. . .

Su boca grande, que parecía sonreír, se abrió enteramente mientras hablaba; su voz era
ronca, pero no desagradable; estaba como endurecido por años y años de discursos; surgía
en un tono uniforme, y daba la impresión de que no se detendría jamás... Cuando
quería subrayar una idea, se inclinaba ligeramente hacia adelante. Ni un solo gesto. A
sus pies, un millar de rostros sencillos se alzaban hacia él en una especie de intensa
adoración.

Cuando se calmó la tempestad de aplausos, Lenin prosiguió:
—Proponemos al Congreso que ratifique esta declaración. La dirigimos a los gobiernos
y a los pueblos, porque, de dirigirla solamente a los pueblos de los países beligerantes,
podríamos retrasar la concertación de la paz.

-La revolución de los días 6 y 7 -concluyó Lenin- ha abierto la era de la revolución
social. . . El movimiento obrero, en nombre de la paz y el socialismo, vencerá y cumplirá
su destino. . .

“Había en todo aquello algo tranquilo y potente, que conmovía las almas. Se comprendía
por qué la multitud tenía fe en Lenin cuando hablaba.”

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Chiapas, México. Chalchihuitán y Chenalhó: ¿Una masacre anunciada?

                                     Foto frayba

RADIO ZAPATISTA
6 de diciembre 2017
“Estamos sufriendo mucho. Se quemó mi frijol y mi maíz, se quemó mi casa, ahí se quedó mi marranito, mis pollos. Ahora ya no tengo nada. Estamos sufriendo con mis hijos, estamos sufriendo mucho, estamos sufriendo de hambre.”

Estas son algunas de las palabras de una mujer tsotsil entrevistada por el padre Marcelo Pérez Pérez, párroco de Simojovel, Chiapas, a finales de noviembre. Ella tiene dos hijos pequeños y ahora no tiene casa, duermen en la montaña, donde en la noche la temperatura baja a veces a menos de cero grados. No tienen cobijas, no tienen alimentos. Perdieron todo, no saben qué hacer y viven con el miedo constante por los disparos de armas de alto calibre que se escuchan todos los días y todas las noches.

Como ella, casi 6 mil indígenas tsotsiles (5023 de Chalchihuitán y 950 de Chenalhó) sobreviven en las montañas de Los Altos de Chiapas en condiciones de extrema precariedad. Entre ellos, miles de niños y 114 mujeres embarazadas, algunas a punto de parir.

Todos ellos fueron expulsados de sus tierras por un grupo armado que, según denuncias de los propios desplazados y diversas organizaciones, cuenta con el apoyo y está al servicio de Rosa Pérez, la presidenta municipal de Chenalhó por el Partido Verde Ecologista (PVEM), impuesta por la fuerza hace tres años tras lo que sus opositores aseguran que fue un fraude electoral.

La violencia y el desplazamiento forzado tienen que ver con un conflicto agrario creado por el gobierno federal hace 45 años, pero que se detona en tiempos recientes por la muerte de Samuel Pérez Luna, campesino de Chalchihuitán, asesinado con ocho balazos por el grupo armado de Chenalhó mientras trabajaba una de sus parcelas el 18 de octubre de este año.

 Semanas después, entre el 12 y 13 de noviembre, el grupo armado sitia a Chalchihuitán, cierra todas las entradas, corta con maquinaria pesada la carretera que da acceso a la cabecera municipal, quema casas y milpas, amenaza a la población de asesinarla, la aterroriza con disparos de armas largas y provoca el desplazamiento forzado de miles de indígenas que vivían en la zona limítrofe entre ambos municipios.

Hoy, a mes y medio del inicio del desplazamiento forzado, y pesar de los llamados de la población y de organizaciones nacionales e internacionales, el gobierno finge actuar y no hace nada por solucionar las causas fundamentales del conflicto, de las que él mismo es responsable.

Raíces del conflicto agrario – Responsabilidad del gobierno federal

Según explica Pedro Faro, director del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba), entrevistado el pasado viernes por Radio Zapatista y Radio Zapote, el conflicto lo crea el gobierno federal cuando, en 1935, dota de tierras a Chenalhó pero no ejecuta la sentencia. Años después, en 1975, la ahora extinta Secretaría de la Reforma Agraria (SRA) dota a Chalchihuitán de tierras antes dotadas a Chenalhó, y esta vez sí ejecuta la sentencia en 1980.

Sin embargo, antes de la intervención del gobierno ambos pueblos vivían en paz, respetando el acuerdo de las autoridades tradicionales, que consideraba al río como la línea divisoria. El trazado de los límites territoriales impuesto por la SRA en 1975 es un trazado ficticio que va en línea recta y que desconoce los acuerdos y las decisiones de los propios pueblos originarios.

Así, dos pueblos que otrora vivieron pacíficamente, pasan a disputar tierras gracias a la intervención irresponsable y racista —por ignorar los acuerdos de los pueblos— del gobierno federal, y se crea un conflicto que desde entonces ha resultado en varios muertos y, ahora, en el terror y el desplazamiento forzado de 6 mil indígenas.

Desde 2005 se interpuso una demanda que 12 años después no se ha resuelto y que actualmente se encuentra en el Tribunal Unitario Agrario 03 de Tuxtla Gutiérrez. Según dicho tribunal, a más tardar el 15 de diciembre dará a conocer la sentencia.

Raíces de la violencia – Paramilitarización, contrainsurgencia e intereses partidistas

El grupo armado de Chenalhó cuenta con armas de uso exclusivo del ejército y ha crecido en los últimos años, atrayendo a muchos jóvenes de la región. El grupo surge, o se reconstituye, a partir de la disputa entre el PRI y el PVEM en Chenalhó. Según el Frayba, toda la zona es tradicionalmente priísta, pero las elecciones de los pueblos son por consenso comunitario.

O sea, los pueblos eligen a su candidato, que se postula por el PRI. Así, la votación es un mero trámite en el que se ratifica lo previamente acordado por el pueblo. Pero en las elecciones del 2015, con Manuel Velasco Coello en la gubernatura, el PVEM comenzó a imponer a candidatos de su partido como forma de control geopolítico. Uno de los lugares donde esto sucedió fue Chenalhó, donde Rosa Pérez Pérez “ganó” la elección para la presidencia municipal, contrariando el acuerdo comunitario.

Los pobladores denunciaron el fraude, y se creó el llamado Movimiento Pedrano para impedir que Pérez tomara posesión. Este movimiento realizó una serie de acciones de protesta que incluyeron la toma de la alcaldía, bloqueos, toma de casetas de cobro y más, y que culminaron el 25 de mayo de 2016, cuando un grupo vinculado a dicho movimiento irrumpe en la sede de la diócesis de San Cristóbal y secuestra al presidente del Congreso, Eduardo Ramírez Aguilar (junto con otro diputado y un conductor), a quien obligan a aceptar la renuncia de Rosa Pérez Pérez al día siguiente. Desde ese momento, el entonces síndico Miguel Sántiz Álvarez toma posesión como alcalde sustituto.

Sin embargo, el 6 de junio de 2016 Rosa Pérez impugna su destitución ante el TEPJ, argumentando que se trata de “destitución ilegal y violencia política por razón de género”. Dos meses después, el 17 de agosto de 2016, Tribunal Electoral del Poder Judicial (TEPJ) le da la razón y ordena que sea restituida, pero sus opositores impiden su retorno a Chalchihuitán.

Es entonces que, según información recabada por el Frayba, Rosa Pérez empieza a armar y fortalecer las estructuras paramilitares que estaban presentes desde la década de 1990. Así, el 22 de febrero de este año, seguidores de Rosa Pérez desalojan con violencia a partidarios de Miguel Sántiz, por medio de un ataque armado que resulta en dos muertos —uno de ellos hijo de Miguel Sántiz— y más de una docena de heridos. A pesar de esto y de las evidencias de la violencia, en el momento Pérez asegura que “recuperaron la presidencia municipal en plena calma” ( ver artículo en Proceso).

Y tres semanas después, Rosa Pérez recupera el ayuntamiento, acompañada de 200 elementos de Seguridad Pública. “Hemos regresado”, declaró en su momento la alcaldesa con inmejorable cinismo, “para que las cosas vuelvan a la normalidad, a la paz, a la tranquilidad que merecen todos los habitantes de San Pedro Chenalhó” (ver artículo en El Universal).

Pero lo que es importante destacar en todo esto es que las condiciones para la actuación de dichos grupos ya estaban presentes porque el gobierno nunca desarmó a los grupos paramilitares que él mismo creó después del levantamiento zapatista, conforme a lo dispuesto en el Plan de Campaña Chiapas 94, el plan de campaña de la comandancia general de la VII Región Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Dicho plan especifica que: “Las operaciones militares incluyen el adiestramiento de fuerzas locales de autodefensa, para que participen en los programas de seguridad y desarrollo”, y contiene un anexo que “Describe actividades del Ejército en el adiestramiento y apoyo de las fuerzas de autodefensa u otras organizaciones paramilitares, lo cual puede ser el principio fundamental de la movilización para las operaciones militares y de desarrollo. (…) En el caso de no existir fuerzas de autodefensa es necesario crearlas” ( ver artículo de Gilberto López y Rivas en La Jornada).

El resultado de esta estrategia contrainsurgente es la continuada presencia de grupos armados en toda la región de Los Altos de Chiapas, incluyendo a Chalchihuitán y desde luego a Chenalhó, y el peligro de que dichos grupos lleven a una repetición de la masacre de Acteal, que este 22 de diciembre cumple 20 años de impunidad. Como explica Pedro Faro, la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal ha reiterado en varias ocasiones que “tanto en el PRI como en el PVEM permanecen personajes que ellos han denunciado como los autores materiales de la masacre y de los desplazamientos en los momentos más álgidos del conflicto interno”. Lo que personas como Rosa Pérez han hecho es incentivar, armar y reactivar a dichas estructuras para beneficio propio.

¿Coincidencias?

Casualmente, el estallido de la violencia y el sitio a Chalchihuitán por parte del grupo armado de Chenalhó tuvo lugar justo antes de la visita de la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, a Acteal, planeada para el 14 de noviembre. Debido a las condiciones de inseguridad, dicha visita fue cancelada, y la Relatora tuvo que reunirse con las víctimas y sobrevivientes de la masacre en el ejido de Candelaria, municipio de San Cristóbal de Las Casas (ver Koman Ilel).

Para el Frayba, una de las posibles interpretaciones es que el conflicto puede haber sido provocado para evitar que la relatora fuera a Acteal. Un relator de la ONU anterior, Rodolfo Stavenhagen, hizo mucho énfasis en la falta de atención a los desplazados del conflicto interno por parte del Estado mexicano, y señaló a la masacre de Acteal como tema de impunidad e inacción de justicia. Así, uno de los motivos de la visita de la relatora a Chiapas era darle continuidad al trabajo de Stavenhagen y sus recomendaciones al Estado mexicano. Puesto que el Estado nunca reconoció los desplazamientos forzados por causa del conflicto armado, y nunca ha reconocido la presencia de grupos paramilitares y mucho menos su propia participación en la creación y entrenamiento de dichos grupos como parte de la estrategia de constrainsurgencia, el Estado tiene todo interés en evitar la presión de la ONU, justamente cuando se acerca el 20 aniversario de la masacre.

Lo alarmante del caso es que las condiciones previas a la masacre de Acteal en diciembre de 1997 son muy semejantes a las que se observan hoy en Chalchihuitán y Chenalhó. Muchas organizaciones y varios medios de comunicación han alertado sobre este peligro, sin que hasta ahora dichas advertencias hayan resultado en una acción contundente por parte del gobierno para resolver el conflicto que, repetimos, él mismo creó.

(In)acción del gobierno

La acción del gobierno hasta ahora ha sido, primero, minimizar la problemática y, segundo, implementar medidas que no contribuyen a solucionar el problema ni a aliviar sustancialmente la crisis humanitaria. Se anunció la aplicación de medidas cautelares y el restablecimiento de las vías de comunicación, pero hasta ahora las vías de acceso siguen cortadas y el grupo armado continúa llevando a cabo acciones violentas para impedir el retorno de los desplazados y la restitución de las vías de comunicación.

El pasado jueves 30 de noviembre llegaron 40 elementos del ejército a la cabecera municipal de Chalchihuitán, presumiblemente para llevar ayuda a los desplazados y disuadir al grupo armado de un posible ataque a esa población. Sin embargo, en vez de acudir a las montañas, donde se encuentran las familias desplazadas, están entregando los víveres en la propia cabecera municipal, a la que las familias tienen mucha dificultad para desplazarse. Al mismo tiempo, el padre Marcelo reportó que llegó una brigada de salud, pero que ésta sólo atendió a una veintena de personas y después se fue.

Por otro lado, el Frayba advierte que la militarización de la región representa un peligro, y no una solución. Como quedó claro con la aprobación de la Ley de Seguridad Interior por parte de la Cámara de Diputados el pasado 30 de noviembre, la intención del Estado es militarizar todo el país. Dice Pedro Faro: “Es una ley a modo para proteger las actuaciones del ejército en las calles, al que se ha denunciado en muchos casos, con pruebas fehacientes, por cometer ejecuciones extrajudiciales. Y hay estudios muy serios de universidades que comprueban que la acción del ejército fuera de sus cuarteles no ha disminuido la violencia. Octubre fue el mes más violento del sexenio. Por más que organizaciones y académicos han alertado sobre lo peligroso y perjudicial de tener al ejército fuera de sus cuarteles, se persiste en esta situación de guerra”.

Lo que los últimos años han demostrado es que en todo el país el ejército mexicano está coludido con el crimen organizado y con personajes como Rosa Pérez, que fomentan la creación o fortalecimiento de grupos paramilitares que actúan en contra de la población civil.

Lo que no ha sucedido es el retiro de la protección a Rosa Pérez y el desmantelamiento del grupo criminal armado (que llegó incluso a impedir la llegada de una Base de Operaciones Mixta que el gobierno pretendía establecer hace dos semanas), ni el restablecimiento de las condiciones necesarias para la ayuda humanitaria. Y tampoco se ha resuelto el problema agrario de base.

Mientras eso, seis mil personas siguen a la intemperie mientras el frío arrecia, y no hay señales de distensión. Al contrario. En un acta emitida ayer, 5 de diciembre de 2017, firmada por Rosa Pérez Pérez y otras autoridades de Chenalhó, se hace la siguiente amenaza en contra de los comuneros de Chalchihuitán:

Se aclara que en caso de que el Tribunal Unitario Agrario no emita la Resolución Definitiva y a favor del municipio de Chenalhó, se llevarán a cabo medidas drásticas en contra de los comuneros del municipio de Chalchihuitán, hasta recuperar las tierras que ancestralmente pertenecen al municipio de Chenalhó.

ver más:
http://radiozapatista.org/?p=24360                     

MÉXICO. DISCURSO DE MARÍA DE JESÚS PATRICIO MARTÍNEZ EN GUADALAJARA, JALISCO. 5 DE DICIEMBRE DE 2017



ACTIVIDADES DEL CIG Y SU VOCERA
diciembre 06, 2017
Hermanos y hermanas de esta ciudad de Guadalajara.
Medios de comunicación.
Hoy, con compañeras y compañeros del Concejo Indígena de Gobierno, estamos en esta ciudad azotada por la violencia de la delincuencia organizada, la desaparición forzada y la impunidad. La ciudad, como es su naturaleza capitalista, es el espejo del desprecio de la clase política a los de abajo, sea cual sea su origen o su color.

En la ciudad debemos buscar las formas para organizarnos, para no dejarnos y para gobernarnos. Buscar en las resistencias que se construyen aquí, en las y los compañeros conscientes, para organizarnos en lo chiquito. Buscar en nuestras rebeldías la creatividad que se necesita para reconstruir a partir del desastre capitalista. Nos toca organizarnos porque la represión y el despojo se harán cada vez más agresivos y la tormenta que se viene manda peligrosos avisos como la supuesta “ley de seguridad interior”, con la que el mal gobierno busca hacer legal la dictadura, las violaciones graves a los derechos humanos cometidas por policías y militares, y la guerra contra quienes se organicen.

Entonces, como es el mandato de nuestra asamblea general, les estamos pidiendo que miren esa tormenta que se viene, que nos preparemos para proteger lo que somos en las ciudades y en el campo, indígenas y no indígenas. Preparémonos sin miedo y con alegría.

Los pueblos originarios también somos parte de esta ciudad, somos migrantes organizados radicados en Guadalajara, somos wixaritari, purépechas, triquis, mazahuas, choles, otomís, mixtecos, zoques, zapotecos y nahuas, que con esfuerzo van sosteniendo y tejiendo su organización y autonomía con identidad y tradición.

Con ellas y ellos somos el Concejo Indígena de Gobierno y el Congreso Nacional Indígena.
Les pedimos que volteemos a ver la lucha de los pueblos indígenas que del norte al sur del estado defienden sus tierras, recursos naturales y su forma de organizarse. Volteemos a ver la extensión de la superficie que defienden y la fuerza de sus gobiernos, sus formas de hacer justicia, de curarse, de alimentarse, de luchar. De ser lo que son en colectivo en medio de la oscuridad, donde son luces que iluminan la esperanza.

Por eso es lo que en nuestros pueblos, naciones y tribus estamos luchando, pero necesitamos que desde dentro de las ciudades, epicentro del destructivo tejido capitalista, brille la organización de abajo, la de los colectivos, sindicatos, colonias, barrios, cuadras, manzanas, familias, lo que sea, pero gobernémonos, veamos al compañero a la compañera, hagamos una sola palabra rebelde que agriete el muro.

Sin su lucha en la ciudad, hermanas, hermanos, no estamos completos, nos necesitamos para hacer caer los muros, necesitamos andar por los caminos que nos hacen ser uno, que nos hacen ver en el horizonte el nuevo mundo donde quepan todos los mundos.

Nuestro camino es también con ustedes, los que luchan cada día por tejer comunidades y territorios en las ciudades, que se organizan para defender sus parques, bosques urbanos y ríos, como son los colectivos, comités y organizaciones que se han conformado para la defensa de los espacios en los que la comunidad se construye con cada reunión, y el territorio con las determinaciones que entre todos acuerdan, y que reivindican el bosque de El Nixticuil, el Cerro de la Reyna, el Cerro del Cuatro y el parque San Rafael.

Y los que defienden sus territorios en la barranca de las miles de toneladas de basura que se generan en la ciudad, o de quienes en El Salto y Juanacatlán deben sobrevivir al río de muerte en lo que los capitalistas convierten al río Santiago, sagrado para varias de nuestras culturas como pueblos originarios y que defendemos en las geografías a las que nos debemos.

Nuestro camino es con la lucha de las madres y padres de desaparecidas y desaparecidos, que con dolor no olvidan y no paran en la exigencia de que sus hijos sean presentadas y presentados con vida; ellas que hablan lo que los malos gobiernos del estado de Jalisco esconden con complicidad.

Nuestro camino es con los trabajadores organizados para defender sus derechos y que su lucha los ha llevado a construir desde abajo otras formas de hacer digno el trabajo, apropiándose de sus medios de producción.

Nuestro camino es abajo, desde ahí los llamamos a todas y a todos para reconstruirnos como nación con los principios del mandar obedeciendo. O sea, nuestra propuesta somos ustedes.

Atentamente
A 5 de diciembre de 2017
Nunca Mas un México sin Nosotras.

ver más:

Chiapas, México. Hay peligro de que se repita la masacre de Acteal



La Jornada
Publicado el 4 dic. 2017
Hay crisis humanitaria en Los Altos de Chiapas. Casi 6 mil personas están desplazadas, con frío, hambre y durmiendo en la montaña.

martes, 5 de diciembre de 2017

JALISCO, MÉXICO. ACTIVIDADES DEL CIG Y SU VOCERA PARA EL MARTES 5



CONGRESO NACIONAL INDÍGENA
4 DICIEMBRE, 2017
“Defender entonces la organización como mujeres y cambiar desde ahí el mundo, es una necesidad que tenemos como humanidad, pues sólo de esa manera podremos romper el tejido que los poderosos hicieron sobe todas y todos, que no solo está poniendo en riesgo la vida de nosotras, sino de nuestra madre tierra y por lo tanto de la vida en su conjunto”. Marichuy, Neza

MARTES 5

11:00 HRS. REUNIÓN CON LA ASAMBLEA DE COMUNEROS DE MEZCALA, JALISCO.

12:30 HRS. REUNIÓN INFORMATIVA EN LA PLAZA DE MEZCALA CON COMUNIDADES DE LA RIBERA DE LA LAGUNA, JALISCO.

18:00 HRS. PARICIPACIÓN DEL CIG Y SU VOCERA MARICHUY EN EL ACTO “QUE RETIEMBLE EN SUS CENTROS GUANATOS” EN EL ANDADOR ESCORZA (RAMBLA CATALUÑA) GUADALAJARA, JALISCO.

ver más:
https://www.congresonacionalindigena.org/2017/12/04/actividades-del-cig-vocera-martes-5/

CDMX. Marichuy en la UNAM: Venimos buscando la conciecia colectiva de abajo, d...



Regeneración Radio
Publicado el 30 nov. 2017
El Concejo Indígena de Gobierno y su vocera MariChuy visitaron Ciudad Universitaria donde expresaron la necesidad de hermanar las luchas de los grupos indígenas con los estudiantes universitarios con el fin de entender que la educación no debe ser parte de los engranes que hacen

Sonora, México. La masacre de la sierra de Mazatán



Permanencia Yaqui
Publicado el 28 mar. 2014
Descripción del Hecho Histórico.
Trabajo en coautoría de Raquel Padilla Ramos y Guadalupe Lara