Lenin

Lenin

miércoles, 19 de julio de 2017

MÉXICO. GUILLERMO ALMEYRA, O EL LOMBARDISMO DEL SIGLO XXI



CARABINA 30-30
Por Cuauhtémoc Ruiz
19 de julio 2017
Me había prometido a mí mismo no volver a leer a Guillermo Almeyra. Desde hace años ya casi no leo el lópezobradorista y hoy rompehuelga diario en el que escribe, pero tuve la mala suerte de leer allí un artículo en el que este caballero, desde una supuesta posición socialista, llamó a los trabajadores de Estados Unidos a votar por Hillary Clinton. Debo ser muy dogmático, sectario e ignorante, pero considero que es una traición apoyar a una persona que desde el gobierno de su país estuvo involucrada en invasiones de países, miles de asesinatos, deportaciones de millones de mexicanos (con métodos fascistas y fracturando familias) y que era considerada el año pasado por banqueros de Wall Street como su favorita. Entonces me dije: no vuelvo a perder el tiempo con este autor. Pero algunas personas me dijeron que Almeyra no paraba de escribir contra la LUS y el POS por lo que escribimos sobre Venezuela, y que nos exige “rectificaciones y autocríticas”.

Si Guillermo apoyó a los Clinton, me parece lógico que hoy apoye a Nicolás Maduro. Almeyra debe ser considerado uno de los exponentes del lombardismo[i] del siglo XXI (Almeyra quizá prefiera llamarlo posadismo, por su tutor, Posadas, simétrico a Lombardo). Esta corriente de pensamiento (para llamarla de alguna manera) funciona básicamente con dos ideas, o una premisa y una conclusión:

Hay burgueses o burócratas progresistas en todo el mundo, aun en el imperio yanqui (o, en este siglo, burgueses menos indecentes que otros).

Los socialistas y los trabajadores debemos de apoyarlos políticamente y a algunos, como Maduro, que no atiendan los consejos de personas como Almeyra, hay que hacerles también algunas críticas.

A partir de lo anterior, Almeyra atacó a la LUS y al POS con el disco rayado de que en Venezuela lo que ocurre es una agresión de la oligarquía y el imperialismo en contra de la burguesía “bolivariana” (chavista) y el régimen encabezado por Nicolás Maduro. Y, que, entonces, lo procedente es que los socialistas apoyemos a estos últimos.

Hay que torcer y tergiversar mucho la realidad para decir que hoy esto es lo que pasa en ese país. Almeyra se quedó anclado 15 años atrás, cuando el golpe contra Hugo Chávez. En este tiempo han pasado muchas cosas, entre otras que el chavismo o madurismo se hizo completamente pro imperialista, tanto como las burguesías de la MUD. Nuestro crítico cierra los ojos a tantos hechos en ese sentido, simbolizados por la entrega a los capitales extranjeros de la Franja o Arco del Orinoco (el primer o segundo territorio en el mundo con más riqueza energética y minerales, bajo operación de los militares chavistas) y el pago de muchos miles de dólares de deuda externa.

Los lombardistas como Almeyra, obsesionados  con imperialismos y ejércitos que dan golpes de Estado, se deleitan al recordar el intento de golpe del general ruso Kornilov en contra del gobierno burgués de Kerensky, en 1917. En esa circunstancia, aparentemente Lenin, Trotsky y el partido de los bolcheviques apoyaron a un gobierno burgués, el principio rector de los Almeyra y compañía, y con ello alardean que son sus seguidores. Pero la política de los revolucionarios rusos fue bien distinta.

Aproximadamente una semana antes de la sublevación de Kornilov (agosto de 1917), ya corrían rumores por toda Rusia de un alzamiento contrarrevolucionario contra el gobierno de Kerenski. Inmediatamente se conformó un bloque “defensista” (en defensa del gobierno) con los mencheviques, los eseristas y posiblemente algunos miembros del partido bolchevique. Esta fue la reacción de Lenin:

 “Cualquier bolchevique que hubiera llegado a un acuerdo con los defensistas (…) para expresar en forma indirecta confianza en el gobierno provisional (al que se defiende, según se afirma, de los cosacos) sería, por supuesto, inmediata y justicieramente expulsado del partido (…). Nuestros obreros y nuestros soldados van a combatir las tropas contrarrevolucionarias si ellas inician una ofensiva contra el gobierno provisional; lo harán, no para defender a este gobierno […], sino para defender independientemente la revolución en procura de sus propios fines: los fines de asegurar la victoria de los obreros, de los pobres, la causa de la paz, y no la victoria de los imperialistas Kerenski, Avxentiev, Tseretelli, Skobeliev y Cía. ” (Obras completas, Tomo XXVI, pp. 329-330).

Y cuando los cosacos de Kornilov avanzaban sobre Petrogrado, escribió Lenin:
“No debemos apoyar al gobierno de Kerenski ni siquiera ahora. Es una falta de principios (…). Luchamos contra Kornilov exactamente como lo hacen las tropas de Kerenski, pero nosotros no apoyamos a Kerenski. Por el contrario, nosotros desenmascaramos su falta de entereza” (op. cit., p. 373).
Lenin estaba por expulsar de su partido a los Almeyra de la época.
**

Lo que ocurre hoy en Venezuela es un levantamiento popular contra el gobierno de Maduro. Y esta revuelta es reprimida no sólo por el gobierno y el ejército. La MUD, en los lugares en los que gobierna, con frecuencia exige que la Guardia Nacional acuda a derramar sangre. Lo que hay es básicamente un enfrentamiento entre clases: de un lado las burguesías, chavistas y oligárquicas, todas pro imperialistas, el gobierno y el ejército, en contra del pueblo que con todo derecho protesta, lucha y saquea comercios. Es una lucha de clases –burguesía contra proletarios- en la que la burguesía de la MUD intenta sacar partido y aparenta acaudillar a la población.

Almeyra cierra los ojos a realidades aceptadas hasta por autores de Viento Sur (chavista), como Giorgio Bocoardo y Sebastián Caviedes, que aportan los siguientes datos:
“Hoy crece la desnutrición…, al experimentar la población una pérdida de 8 kilogramos en promedio… en tanto aumentan quienes señalan comer dos o tres menos veces al día.”
Añaden que la pobreza se incrementó dramáticamente en los pasados dos años, y que abarca al 81.8% de la población. La pobreza extrema la padece el 51.5%. Mientras tanto, el gobierno paga cantidades astronómicas de deuda externa y es público que numerosos funcionarios y militares están involucrados en corrupción y en la especulación con la moneda y los alimentos.

En esta situación, se necesita ser muy insensible a los sufrimientos de las masas, para no comprender que el pueblo se ha levantado y lucha en la calle o saquea para satisfacer el primer derecho humano, a la alimentación y a la vida.
Los saqueos no forman parte de la estadística de protestas de la MUD y ésta los condena y, como hemos dicho, hasta pide que el ejército los reprima.

Es necesario recordar que en abril de 2015, el PSUV, el partido que defiende Almeyra, obtuvo apenas el 41 por ciento de la votación. Actualmente la encuesta de Datanálisis le da entre el 15 por ciento de apoyo ciudadano. Apenas un poco más le otorgan a la MUD. Quiere decir que la enorme mayoría del pueblo venezolano no se identifica con ninguna de las dos fuerzas burguesas: un 62 por ciento se considera “independiente”. Buena parte de las protestas populares ocurren fuera de la MUD.

No es que el POS y la LUS llamemos al pueblo a insurreccionarse contra Maduro; ya hay un levantamiento popular contra el gobierno, ejército y burguesías (tanto gobiernistas como de la MUD). Existe una revuelta popular –sin la participación de los sindicatos- que es reprimida por el ejército, el gobierno y la MUD.

La represión contra el pueblo es sangrienta y severa: casi cien muertos, cerca de mil heridos, cientos de detenidos. La mayoría de víctimas son jóvenes universitarios de clase media o jóvenes de los barrios pobres. La Fiscalía, chavista, asegura que los verdugos son miembros de la policía y las fuerzas armadas. No hay burgueses de la MUD muertos ni heridos.

Pero Almeyra dice que en Venezuela hay una “guerra” y que el gobierno debe adoptar todavía más medidas antidemocráticas para ganarla, es decir, más represión, que en los hechos serían más jóvenes muertos, más gente del pueblo en la cárcel o heridos.

Ésa es su trinchera. La nuestra es otra.

[i] Por Vicente Lombardo Toledano, colaborador de Stalin, secretario general de la CTM y líder del Partido Popular Socialista. Siempre apoyó al PRI, al considerar que era la representación de la burguesía nacionalista y antiimperialista mexicana. Posadas, argentino, un bufón e impostor que con fraseología trotskista apoyó igualmente a los movimientos nacionalistas burgueses latinoamericanos. El tutor intelectual de Almeyra además creía fervientemente en que la existencia de los OVNIs probaba que el comunismo era posible, puesto que una sociedad tan avanzada sólo podría ser comunista. El lombardismo-posadismo del siglo XXI encuentra burgueses dignos de ser defendidos hasta en la Casa Blanca, ya no sólo en los países oprimidos.

ver más:
http://www.30-30.com.mx/guillermo-almeyra-o-el-lombardismo-del-siglo-xxi/

martes, 18 de julio de 2017

México. "La guerrilla y la esperanza: Lucio Cabañas" (Completa)



Publicado el 5 mar. 2013
Lucio Cabañas, maestro rural guerrerense asesinado por el ejército en 1974, encabezó uno de los movimientos guerrilleros más importantes en México durante los años sesenta y setenta. Su recuerdo y la memoria de la lucha campesina en la sierra de Guerrero que tantos muertos y desaparecidos ha dejado a su paso, permanecen vivos aún y representan un símbolo libertario de compromiso por los pobres. Los testimonios de ex-guerrilleros y compañeros de armas, de simpatizantes, de familiares y sobrevivientes, de historiadores y sociólogos, no sólo reconstruyen la historia de Cabañas, sino que contribuyen a la reflexión sobre las causas y la recurrencia de los movimientos armados en la lucha social que han caracterizado al México convulso del último siglo.

México. "Ayotzinapa: crónica de un crimen de Estado", en A Contracorriente. Romp...



Rompeviento TV
Publicado el 31 may. 2015
A Contracorriente es un programa de análisis y opinión conducido por Luis Hernández Navarro, coordinador de la sección de Opinión de La Jornada, que muestra la otra cara de las noticias más importantes, la historia hecha A Contracorriente.
En esta emisión, Hernández Navarro entrevista en el estudio de Rompeviento a A Contracorriente es un programa de análisis y opinión conducido por Luis Hernández Navarro, coordinador de la sección de Opinión de La Jornada, que muestra la otra cara de las noticias más importantes, la historia hecha A Contracorriente.
En esta emisión, Hernández Navarro entrevista en el estudio de Rompeviento a Xavier Robles, director del documental "Ayotzinapa: Crónica de un crimen de Estado".
Programa transmitido el jueves 28 de mayo de 2015 a las 10pm en www.rompeviento.tv.

Las normales rurales en México: ¿nido de guerrilleros? en A Contracorrie...



Rompeviento TV
Publicado el 20 mar. 2014
A contracorriente es el nuevo programa de Rompeviento Televisión por Internet, conducido por Luis Hernández Navarro, coordinador de la sección de Opinión de La Jornada. Disfrútalo todos los jueves a las 10pm en www.rompeviento.tv
En esta emisión, Hernández Navarro entrevista en el estudio de Rompeviento a Tanalís Padilla, profesora de historia (Darmouth College); César Navarro, profesor e investigador de la UPN; y Saraí Reyes, estudiante de la UAM Xochimilco.
Programa transmitido el jueves 13 de marzo de 2014 a las 10pm.

Más sobre producción y distribución



Marxismo & Economía 
Rolando Astarita [Blog]
Julio 2017
La idea, que he defendido en otras notas (aquí y  aquí), de que las relaciones de producción tienen primacía por sobre las relaciones de distribución, ha dado lugar al envío de bastantes críticas a “Comentarios”. Algún lector ha llegado a decir que mi posición es de derecha.

Dada la importancia del tema, en esta nota presento otros dos argumentos a favor de la primacía de la producción sobre la distribución. El primero surge de la lectura del libro de Fred Moseley, Money and Totality (ver aquí para una reseña).

En ese texto Moseley destaca que Marx construye su teoría siguiendo dos niveles de abstracción. El primer nivel es el del “capital en general”, desarrollado en los volúmenes I y II de El Capital. Allí Marx explica cómo se genera la plusvalía total en la economía, y qué factores determinan su monto. En esta instancia, las variables esenciales son las formas en que el capital puede incrementar la plusvalía –plusvalía absoluta o plusvalía relativa-, y la relación entre la masa de plusvalía y el valor de la fuerza de trabajo (o tasa de plusvalía).

Este primer nivel de abstracción define entonces la contradicción fundamental del modo de producción capitalista, la que existe entre el capital (en general) y el trabajo. Por un lado, la hermandad de los capitales en la extracción de la plusvalía. Por otro, la hermandad de clase de los explotados, de los que generan la plusvalía.

En el segundo nivel de abstracción –volumen III de El Capital-, Marx analiza la división de la plusvalía en partes individuales. División de la plusvalía entre los diferentes capitales según sus magnitudes, determinándose la tasa media de ganancia y los precios de producción. Y división de la plusvalía entre el capital industrial y el capital mercantil (comercios, bancos); y entre ganancia empresaria, interés y renta de la tierra.

Lo importante para lo que nos ocupa es que este segundo nivel de abstracción presupone lógicamente al primero, la generación de plusvalía. En otros términos, la producción de plusvalía debe preceder a su distribución entre las diferentes fracciones del capital (o entre los propietarios de la tierra y otros recursos naturales). Moseley subraya repetidas veces este punto. Se trata, en última instancia, de un criterio materialista que está orgánicamente vinculado a la teoría del valor trabajo: el valor es trabajo socialmente necesario, objetivado en la mercancía. Esto es, no puede generarse en la distribución; esta última presupone que el valor se ha generado mediante el trabajo humano. Puede verse, de manera muy sencilla, que es imposible que la distribución no dependa de la producción.

La crítica moral y abstracta de la ganancia

El segundo argumento tiene que ver más directamente con las variables distributivas, fundamentalmente con la ganancia. Es que el reformismo burgués y el socialismo vulgar con frecuencia atacan a las ganancias, pero jamás cuestionan a la relación capitalista que le da origen. De la misma manera, atacan al interés, pero no al capital dinerario; o atacan a la renta de la tierra, pero no a la propiedad privada de la tierra.

El resultado de estos enfoques es que critican al sistema capitalista superficialmente, y como si estuvieran por fuera de las relaciones sociales. Tomemos como ejemplo la ganancia, tema preferido de muchos amigos de la humanidad. La Iglesia dice, por caso, que “hacer del lucro la norma y el fin último de la actividad económica es moralmente inaceptable”. Otros, justamente indignados, afirman que “nuestras vidas valen más que sus ganancias”; o protestan porque hay “mucho para pocos, poco para muchos”; y reclaman “satisfacer las necesidades humanas, y no las ganancias”. En definitiva, la ganancia, tomada en su abstracción, se transforma en el epítome de todos los males sociales. A lo que se le opone un ideal de sociedad “justa y racional” (cualquier similitud con el viejo socialismo utópico no es casualidad).

Así, paulatinamente se construye una especie de imperativo moral –y a principios de siglo XX floreció un socialismo kantiano- que clama por una sociedad “donde el ser humano no sea un medio para el enriquecimiento de los privilegiados, sino un fin en sí mismo” (fórmula preferida de los socialistas kantianos).

Es innegable la buena voluntad y predisposición de mucha de esta gente (aunque también están los cínicos). Pero incluso admitiendo esa sana intención, el marxismo no puede compartir esta crítica. ¿Por qué? Pues por lo que hemos planteado antes: en tanto subsistan las relaciones de producción capitalistas, el afán de ganancia sin fin no se puede eliminar. Es que el mismo circuito capitalista, -dinero que genera dinero- impulsa a la incesante valorización del valor adelantado. Por eso, el impulso a obtener más y más ganancia no se debe a un rasgo psicológico perverso del capitalista, sino a la propia estructura del actual modo de producción, basada en el dominio del capital.

El capitalista, sea grande o pequeño, personifica esa relación social. Por eso no es una cuestión de su “maldad”, de que “no tiene sentimientos”, y cosas por el estilo. Como explicaba Marx, son las mismas relaciones de la competencia las que empujan a los capitalistas a intentar extraer el máximo de plusvalía, al margen de sus creencias morales o religiosas. De ahí que los males de la sociedad actual no se solucionen atacando sus expresiones de superficie. Es necesario que la crítica se dirija a las relaciones de producción (esto es, de propiedad). Esta es una gran diferencia entre el marxismo y el socialismo vulgar, que hace eje en la distribución. Y que de ahí se desliza, invariablemente, a una crítica abstracta y moralista.

ver más:
https://rolandoastarita.blog/2017/07/16/mas-sobre-produccion-y-distribucion/

CDMX. Segregan y agreden al anarquista preso Fernando Bárcenas



CONTRALÍNEA
Zósimo Camacho
Julio 17, 2017 at 3:26 pm
Fernando Bárcenas Castillo, anarquista preso en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte desde el 13 de diciembre de 2013, ha sido sometido ahora a un encierro total en su celda y a agresiones por parte de internos “afines a la administración” del penal.

Mediante una carta manuscrita, Bárcenas Castillo denuncia que es agredido por otros presos y constantemente debe sostener enfrentamientos. “Como frontalmente [los funcionarios] no pueden agredirme mediante su personal [custodios], ahora utilizan a los presos para intimidarme y agredirme, una táctica muy común en la cárcel”.

La “represión” contra el joven anarquista, sentenciado a 5 años y 9 meses de prisión por supuestamente haber participado en la quema de un árbol de navidad instalado por la trasnacional Coca Cola en la Ciudad de México, se fue incrementando desde el 28 de septiembre pasado. En aquellos días, junto con otros presos anarquistas, libertarios y políticos, había organizado huelgas de hambre, protestas por las condiciones del encierro e impulsaba la difusión de ideas anticarcelarias y actividades culturales. Por ello fue recluido en la zona 7, de castigo.

“Desde ese momento –señala– me he visto en una dinámica de vida asfixiante en una zona de castigo, por lo cual ahora que llevo 9 meses segregado por motivos de seguridad institucional, han crecido los conflictos debido a mis ideas y mi forma de ser y de actuar.”

La situación de violencia contra Bárcenas Castillo se agudizó aún más a partir de este 14 de julio, cuando fue puesto en encierro total en su celda. No tiene interacción con más presos, salvo cuando llegan los que van a agredirlo.

Por ello, “hago responsable –señala Fernando Bárcenas– a la institución y a los encargados de administrarla de cualquier cosa que suceda a mi integridad física y sicológica, por ser los responsables de mantenerme en esta situación.

Por considerarlo del interés de los lectores, Contralínea publica de manera íntegra la carta manuscrita de Castillo Bárcenas, fechada este 16 de julio:

16 de julio de 2017, Reclusorio norte

Antes que nada quiero puntualizar que mi situación se ha tornado complicada en los últimos meses, desde que fui conducido a la zona 7 de C.O.C. como forma de castigo y represión a las acciones de protesta y organización que se venían practicando al interior de la prisión en conjunto con otros compañeros presos en este reclusorio.

Desde ese momento, 28/sep/2016, me he visto inmerso en una dinámica de vida asfixiante en una zona de castigo, por lo cual ahora que llevo 9 meses segregado por motivos de seguridad institucional han crecido los conflictos debido a mis ideas y mi forma de ser y de actuar, lo cual identifico como una forma de violencia de la institución hacia mí, pues como frontalmente no pueden agredirme mediante su personal, ahora utilizan a los presos para intimidarme y agredirme, una táctica muycomún en la cárcel; esto ya provocó diversos enfrentamientos en el área donde me encuentro, por lo cual hago responsable a la institución y a los encargados de administrarla de cualquier cosa que suceda a mi integridad física y psicológica por ser los responsables de mantenerme en esta situación.

Fernando Bárcenas

ver más:
http://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/index.php/2017/07/17/segregan-y-agreden-al-anarquista-preso-fernando-barcenas/

Jalisco, México. Temacapulín: neoliberalismo, fraudes hidrológicos y resistencia civil



LA DIGNA VOZ
por Arsinoé Orihuela Ochoa
lunes, 17 de julio de 2017
“Una gran tendencia mundial es que cesen las presas insustentables, y la presa El Zapotillo lo es a todas luces. Se calcula que garantizará agua sólo por 25 años. Es una presa cómoda (…) a costa de Temacapulín y del ecosistema” (Iteso.mx 5-VII-2017). Esto afirmó el académico Mario López, miembro del Grupo del Agua del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, tras la decisión del gobierno de Jalisco de continuar con la construcción de la presa hidroeléctrica que condena a la inundación al pueblo de Temacapulín, y a otros dos poblados colindantes, Acasico y Palmarejo.

Temacapulín, también conocido como Temaca, es una localidad del estado de Jalisco, que forma parte del municipio de Cañadas de Obregón en la región de los Altos de Jalisco.

De acuerdo con diversos diagnósticos, e incluso hasta los más optimistas financiados por las autoridades del estado, Temacapulín quedaría sumergido si Aristóteles Sandoval, gobernador de la entidad, persiste en desacato de la orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que proscribió la continuidad de la obra.

Desde hace 12 años, los habitantes del pueblo han resistido e inhabilitado (hasta el reciente anuncio gubernamental que decreta la reanudación de la obra) el proyecto de construcción de la Presa El Zapotillo en el cauce del río Verde.

A propósito del décimo segundo aniversario, El Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario, denunció: “Son doce años de estar luchando contra una equivocada gestión del agua y defendiendo lo más sagrado, la tierra, el agua y demás bienes naturales, así como la vida; somos muchos, hay Temacas por todo el país, en Estados Unidos y en otras latitudes”, señala el comunicado del IMDEC (Milenio 31-V-2017).

En desatención infractora del fallo de la Suprema Corte de la Nación, que en agosto de 2013 anuló el convenio que autorizaba la obra, y de las múltiples suspensiones decretadas por tribunales colegiados, el gobierno de Jalisco contrató los servicios de La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), y gastó más de 90 millones de pesos para sacar un dictamen a modo.

Desde los órganos de comunicación estatales, se ha tratado de justificar –sin el menor rubor o reparo– una decisión a todas luces políticamente injustificable (inundar comunidades por decreto o acuerdos empresariales), bajo el argumento de que la resolución se tomó en función de criterios técnicos y científicos. Es decir, la prevalencia del “interés especial” por oposición al “interés público”, con envoltorio fingidamente cientificista.

Para el caso de estos conflictos, tan característicos de la realidad latinoamericana, el escritor Eduardo Galeano acostumbraba decir: “los pretextos invocados ofenden la inteligencia; las intenciones reales encienden la indignación”.

Porque está demostrado que el fondo de estos conflictos no es técnico: es político. Desde el gobierno, los heraldos evocan evaluaciones científicas que, no obstante, confirman escenarios perjudiciales, y el carácter fraudulento e insostenible del modelo hídrico de las represas. Pero incluso hasta esos estudios técnicamente neutrales, convalidan una supuesta necesidad de un análisis de orden científico, por oposición a un ejercicio político de consulta ciudadana. En el marco de la neoliberalización, la incautación de recursos naturales se discute o dirime en términos científico-técnicos.

Temacapulín es una exhortación a repolitizar ese saber tecnocientífico.

La economía neoliberal profundizó los alcances de una añeja disyuntiva: inversionistas privados o población civil. En América Latina, casi por regla de hierro, el dilema entre la integridad de los inversionistas privados o el bienestar de la población civil, se desahoga en provecho de los inversionistas privados, y en detrimento de la población civil.

Temacapulín es un llamado a cambiar el orden neoliberal de los factores: primero la población civil, después la población civil, y al final la población civil.

El neoliberalismo es un modelo económico (custodiado por un decálogo de fórmulas políticas e ideológicas impresentables) que anula la soberanía nacional sobre los territorios: la organización territorial no es más una facultad de la autoridad pública; es un privilegio que administran a su antojo los actores privados. El Estado es un facilitador al servicio de los inversionistas. Esto explica que un “interés especial” consiga imponer un modelo de abastecimiento de agua que hasta la Comisión Mundial de Represas admite que “es responsable del desalojamiento de hasta 80 millones de personas en el mundo” (Iteso.mx 5-VII-2017).

Temacapulín es un reclamo de justica hídrica, sostenibilidad del ecosistema, y respeto de los derechos humanos básicos.

Desde el comité “Salvemos Temacapulín” advierten: “Nuestras raíces, están en Temaca pero nuestra lucha también es para que se modifiquen las reglas del juego, que las decisiones que se tomen sean con la participación ciudadana, comunidades afectadas, especialistas, científicos, académicos… En estos doce años de lucha muchos compañeros y compañeras han muerto a causa de defender sus derechos humanos frente a todo lo que representa el proyecto El Zapotillo” (Milenio 31-V-2017).

En redes sociales circula la consigna: “Temaca se va a salvar”.

ver más:
http://lavoznet.blogspot.mx/2017/07/temacapulin-neoliberalismo-fraudes.html

lunes, 17 de julio de 2017

MÉXICO. LAS PENSIONES POR RIESGOS DE TRABAJO SE EXTINGUEN

¿QUÉ ES SEGURIDAD SOCIAL?
*La Ignorancia de los Trabajadores sobre su Derecho Facilita ese Proceso.

*A la "Generación Afores" el IMSS ya no le Paga Incapacidad por Riesgos de Trabajo.

*Quienes Cotizan al IMSS a Partir de 1997 Deben Contratan una Aseguradora Privada.

Por Valoraciones Mal Hechas y Porque ese Seguro se Está Privatizando




FRECUENCIA LABORAL
Año 11. No. 603. del 16 al 22 de julio 2017
Por el Lic. Jesús Luna Hernández,
Especialista en Derechos Laboral,
Participación en el programa del 15 de julio del 2017,
Publicación Original del Portal www.frecuencialaboral.com
La población trabajadora que comenzó a cotizar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a partir 1997, enfrenta el peligro de quedar en la desprotección ante una enfermedad o accidente de trabajo (riesgos de trabajo), debido a que el seguro social ya no se encarga de pagarles una pensión en caso de quedar en condición de incapacidad laboral, sino que deben contratan a una aseguradora privada a través de su Administradora de Fondos de Ahorro para el Retiro (Afore).

Con el propósito de que se conozca la gravedad del problema, en esta ocasión nos referiremos a ese tema de vital importancia para los trabajadores que comenzaron su vida laboral cotizando al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a partir del 1° de julio de 1997, que suman más de 20 millones de personas y que conforman a la “Generación Afore”, como le denominó la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Esto es una parte de todo lo que implican los RIESGOS DE TRABAJO y sólo nos enfocaremos en este tema de seguridad social, en el cual se ven o se pueden encontrar involucrados los trabajadores cotizantes al Instituto Mexicano del seguro Social (IMSS) .

Los antecedentes más conocidos de este derecho de la seguridad social son; la Ley de Accidentes de Trabajo del Estado de México que se expidió en 1904 y la Ley sobre Accidentes de Trabajo del estado de Nuevo León de 1906 en las que se reconocía, por primera vez en el país, la obligación para los empresarios de atender a sus empleados en caso de enfermedad, accidente o muerte, derivados del cumplimiento de sus labores, la enorme lucha que dieron los trabajadores por que se les reconociera este derecho se dará hasta, La Constitución de 1917.

A partir del nacimiento de la Constitución se vienen dando promulgación de leyes y cambios tanto en la carta magna como en las propias leyes que regulan a la seguridad social, y ya se anuncian nuevos cambios de ahí la importancia de conocer que situación guarda el IMSS, desde su propia visión.

El pasado 27 de junio del 2017 el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por conducto de su director general Mikel Andoni Arriola Peñalosa, presentó ante el presidente de la mesa directiva de la comisión permanente del H. Congreso de la Unión el informe dirigido al Ejecutivo Federal y al Congreso de la Unión La Situación Financiera y Los Riesgos Del Instituto Mexicano Del Seguro Social 2016-2017

Este informe contiene todo un panorama de cómo el IMSS visualiza la parte de seguridad social de los trabajadores. Para efectos de nuestro objetivo solo destacaremos lo que se refiere a el capítulo III Seguro de Riesgos de Trabajo, quien pueda y le interese el tema lo puede consultar en: http://www.senado.gob.mx/index.php?ver=cp&mn=4&id=72989 .

El informe del IMSS sobre la situación financiera del SEGURO DE RIESGOS DE TRABAJO, menciona que al 31 de diciembre del 2016, otorgó la cantidad de 6,765 millones de pesos, lo que significa 5.8% menos que en el año 2015, esto en el rubro de prestaciones.

Por prestaciones se entiende las señaladas en la Ley del IMSS tales como; artículo 56. LEY DEL IMSS I. Asistencia médica, quirúrgica y farmacéutica; II. Servicio de hospitalización; III. Aparatos de prótesis y ortopedia, y IV. Rehabilitación.

También hay prestaciones en dinero como se precisa en el articulo 58 de la Ley del IMSS punto I:

“ Si lo incapacita para trabajar recibirá mientras dure la inhabilitación, el cien por ciento del salario en que estuviese cotizando en el momento de ocurrir el riesgo. II. Al declararse la incapacidad permanente total del asegurado, éste recibirá una pensión mensual definitiva equivalente al setenta por ciento del salario en que estuviere cotizando en el momento de ocurrir el riesgo., deberá contratar un seguro de sobrevivencia para el caso de su fallecimiento, que otorgue a sus beneficiarios las pensiones y demás prestaciones económicas a que tengan derecho en los términos de esta Ley.”

La pensión, el seguro de sobrevivencia y las prestaciones económicas a que se refiere el párrafo anterior se otorgarán por la institución de seguros que elija el trabajador. Para contratar los seguros de renta vitalicia y sobrevivencia el Instituto calculará el monto constitutivo necesario para su contratación.

Al monto constitutivo se le restará el saldo acumulado en la cuenta individual del trabajador y la diferencia positiva será la suma asegurada, que deberá pagar el Instituto a la institución de seguros elegida por el trabajador para la contratación de los seguros de renta vitalicia y de sobrevivencia.

El seguro de sobrevivencia cubrirá, en caso de fallecimiento del pensionado a consecuencia del riesgo de trabajo, la pensión y demás prestaciones económicas a que se refiere este capítulo, a sus beneficiarios; si al momento de producirse el riesgo de trabajo, el asegurado hubiere cotizado cuando menos ciento cincuenta semanas, el seguro de sobrevivencia también cubrirá el fallecimiento de éste por causas distintas a riesgos de trabajo o enfermedades profesionales.

Según el IMSS esta reducción se debe a que las empresas con el objetivo que no les aumente el monto del pago de la prima de riesgos de trabajo han implementado acciones. También se debe a que el IMSS ha realizado acciones para incidir en la reducción de accidentes y enfermedades profesionales, señala en el informe sobre La Situación Financiera y los Riesgos Del Instituto Mexicano Del Seguro Social 2016-2017, pág. 74-75.

Es posible que esto tenga una dosis de verdad, sin embargo también esta disminución en el pago de prestaciones se deba a que es cada vez más frecuente, que a los trabajadores les nieguen las incapacidades no obstante no estar en condiciones de laborar, y cuando los trabajadores regresan al IMSS para una valoración que acredite que no están en condiciones de trabajar, y si les conceden las incapacidades ya no son como riesgo de trabajo o enfermedades profesionales, sino como enfermedad general y esto es otro rubro.

Ante esta situación en la que los trabajadores al momento que se les cambia la valoración de un seguro de riesgos de trabajo por un seguro de enfermedades, verá afectada sin duda la parte económica, sin embargo los trabajadores en muchos de los casos se vencen solos y no luchan por defender sus derechos

En el informe se señala también que continuamente se proporcionan cursos a los integrantes de las comisiones de seguridad e Higiene, sin embargo en pocas organizaciones sindicales se difunde entre sus miembros el aprendizaje que obtienen quienes asisten a dichos cursos y, sobre todo, que existe muy poca socialización de lo aprendido, lo cual es lamentable que por un lado existan compañeros que asisten en representación de un sindicato y no pongan en práctica sus conocimientos y por otro lado la falta de interés de los trabajadores de conocer los sistemas de seguridad e higiene que deben prevalecer en los centros de trabajo.

Lo anterior conlleva a que es hasta que un trabajador se encuentra en una situación de que está en peligro su vida -y al contar con la información adecuada en lo referente a seguridad en el trabajo y, sobre todo a la parte administrativa, de saber qué hacer, a dónde recurrir en caso que no se de atención adecuada al daño que se sufrió por enfermedad profesional o accidente de trabajo- cuando su peregrinar comienza y su aprendizaje también, pero de manera individual.

De esa suerte su enfermedad profesional o el riesgo de trabajo que lo afectó se convierte en su problema personal, porque no tiene sindicato o sus líderes no asumen la responsabilidad colectiva de buscar una atención adecuada y, sobre todo, una valoración de acuerdo a la afectación por la enfermedad o accidente de trabajo.

Cuando un trabajador sufre un riesgo de trabajo o una enfermedad profesional (como se le llama a las afectaciones originadas por el trabajo que se desarrolla) y que por dictamen médico se le determina una incapacidad permanente de carácter provisional, tendrá derecho a una pensión de 2 años, en cualquier momento por cualquiera de las dos partes.

El asegurado o el IMSS podrán solicitar una revisión de la incapacidad con el fin de modificar el monto de la pensión, este tipo de eventos según el IMSS en el año 2016 fue superior al del año 2015 en cuanto al monto del pago de prestaciones.

Cuando se otorgan pensiones definitivas es cuando desde mi punto de vista comienzan los problemas para los trabajadores que comenzaron a cotizar al IMSS después del 30 de junio de 1997, ya que quienes cotizaron antes de esta fecha tienen la opción de solicitar la aplicación de la ley de 1973 la cual otorga beneficios superiores, y dan mayor certeza a los trabajadores que se les otorga una pensión definitiva.

Para el IMSS los trabajadores que tienen la opción de pensionarse con la llamada ley del 73 constituyen un gasto (pasivo) a cargo del Gobierno Federal, siendo un total 277,960 pensionados y representa una nomina de 6 mil 576 millones de pesos destaca el informe sobre La Situación Financiera y los Riesgos Del Instituto Mexicano Del Seguro Social 2016-2017, Pág. 776-777.

En cambio los trabajadores que comenzaron a cotizar posterior al 1° de enero de 1997 (bajo la Ley del IMSS de 1997, comúnmente conocida como Ley del 97) y que se les otorgue una pensión definitiva derivada de un riesgo de trabajo, estas son financiadas por las cuentas individuales mediante la contratación de una renta vitalicia, el precio que cobran las aseguradoras que asumen la obligación de pago se denomina “monto constitutivo”.

En el año 2016 el número de rentas vitalicias del seguro de riesgos de trabajo aumentó 4.8% respecto al 2015 mientras que el gasto en sumas aseguradas disminuyo 12% en términos reales esto tiene dos lecturas la que se refiere al aumento de rentas vitalicias su indicativo es que hubo un mayor número de trabajadores que se les otorgo una pensión definitiva, lo cual contradice lo manifestado por el IMSS que por el esfuerzo que hacen los patrones y el IMSS se habían reducido el número de atención de trabajadores que sufrieron un riesgo de trabajo, o en su caso los que se presentaron fueron de consecuencias mayores lo que indica que la protección en las empresas no se otorgan.

En cuanto a la disminución en sumas aseguradas (son los recursos que transfiere el IMSS a las aseguradoras para la compra de rentas vitalicias es decir que lo que tiene el trabajador en su cuenta individual no le alcanza entonces el IMSS con la transferencia lo que hace es garantizar una pensión mínima) y su disminución no obedece a que los trabajadores pensionados tengan acumulado en sus cuentas individuales montos que le garanticen una pensión digna, sino que apenas rebasan el mínimo de las pensiones garantizadas, es como diría un cómico TODO ES CUESTION DE ENFOQUES.

En el informe del IMSS destaca que "en el último trimestre del 2015 se implementaron medidas emergentes para la contención del gasto en materia de subsidios, las cuales consistieron en la revisión de casos con más de 100 días de incapacidad temporal para el trabajo para de acuerdo con la valoración medica, darlos de alta, continuar con el subsidio o para ser dictaminados como pensión temporal provisional o definitiva…”.

Estas medidas se realizaron con el objetivo de que el impacto en las finanzas del IMSS disminuyan y lograr que como lo dicen en otra parte de su informe tener finanzas sanas y que se mejore el sistema financiero.

De la lectura del párrafo citado anteriormente en su parte final donde dice; “…para la contención del gasto en materia de subsidios, las cuales consistieron en la revisión de casos con más de 100 días de incapacidad temporal para el trabajo para de acuerdo con la valoración medica, darlos de alta, continuar con el subsidio o para ser dictaminados como pensión temporal provisional o definitiva…”

Lo que nos dice es que los dictámenes médicos en sus resultados buscan dar de alta al mayor número de trabajadores sin importarles que no estén en condiciones de laborar, ya que mientras estos se atreven a reclamar sus derechos pasara un tiempo, en la que incluso si demandan esta la amenaza de quitarles los subsidios o incluso la pensión, si en ese momento la estuvieren gozando los trabajadores ( para una mayor información le sugerimos consulte la información que se dio y está en la pagina www.frecuencialaboral.com).

En el rubro de otras acciones que plantea el IMSS es el pendiente que se encuentra en la cámara de senadores de la aprobación de la TABLA DE ENFERMEDADES DEL TRABAJO también al respecto lo invitamos consultar portal www.frecuencialaboral.com donde publicados varios artículos del Dr. Pérez H.Pantoja sobre eltema.

Nos falta bastante de este informe que comentar, seguramente lo haremos en posteriores entregas por lo mientras les proporcionaremos información que puede ser de su utilidad para entender el alcance de lo que significa el sistema de cuentas individuales que se aplicaran a los trabajadores que ingresaron posterior a el 1° de julio de 1997.

ver más:
http://www.frecuencialaboral.com/SEGURIDADSOCIALprivatizanriesgosdetrabajo2017.html

domingo, 16 de julio de 2017

México. FECSM, ayer como ahora, en pie de lucha

Comité Central de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México*
La FECSM es la organización estudiantil que aglutina a los integrantes de 15 escuelas normales rurales, una escuela normal indígena y un CREN; su estructura es de carácter semiclandestino


CONTRALÍNEA
POR FECSM
Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México
Julio 16, 2017 
Los antecedentes del normalismo rural son los mismos de la lucha del pueblo mexicano por su emancipación. En 1906 y 1907, con las huelgas de Cananea, Sonora, y de Río Blanco, Veracruz, quedó clara la resolución del pueblo por generarse una mejor calidad de vida. Después vino la Revolución de 1910, ganada por la burguesía y que aprovechando la confusión y las necesidades educativas del pueblo se constituyeron las Centrales Agrícolas como una mascarada para supuestamente brindar aparente educación al campesinado y, al mismo tiempo, ejercer control sobre la sociedad. Posteriormente, estas escuelas se convirtieron en Regionales Campesinas, para que más tarde se convirtieran en Normales Rurales. En un momento histórico, las Normales Rurales llegaron a ser 36. Pero por los golpes a la educación, algunas fueron desapareciendo. En la actualidad existen unas 20, pero sólo 15 están agremiadas en la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM), junto con una normal indígena y un Centro Regional de Educación Normal (CREN).

A la cabeza de una anhelante iniciativa estaban los maestros Rafael Ramírez y Moisés Sáenz, quienes estructuraron un proyecto en el cual involucraban a las Misiones Culturales, las Escuelas Rurales, las Centrales Agrícolas y las nacientes Normales Rurales.

La primera normal rural fue fundada en Tacámbaro, Michoacán, en mayo de 1922. Nació en la extrema pobreza, carecía de inmobiliario y edificio. No tenía internado; los alumnos contaban con un presupuesto de 50 centavos diarios como beca para sus estudios. Trabajaban en una casa rentada y con la oposición del arzobispo del estado. Ése fue el inicio de todo un sistema.

También se fundó una similar en 1923, la escuela de Malango, Hidalgo. Después pasó a Actopan, para quedar finalmente en El Mexe, del mismo estado. Estaba alojada en un viejo convento dominico y padecía las mismas carencias que la anterior.

Después se fundó otra en San Antonio de la Cal, Oaxaca, hacia 1925. Al siguiente año se instaló la escuela en San Juan del Río, Querétaro, con 35 alumnos, y se formó la primera sociedad de alumnos normalistas con propósitos literarios y culturales. El mismo año se abrió la escuela de Tixtla, Guerrero, con 25 alumnos y con una pobreza verdaderamente lamentable.

En 1926 se instaló  la Escuela Regional de Cuernavaca, Morelos, con internado para nueve alumnos inicialmente. En Izúcar de Matamoros, Puebla, comenzó a trabajar la escuela en marzo del mismo año. En junio se fundó la Escuela Normal Rural de Xocoyucan, Tlaxcala, en la finca de una exhacienda porfiriana. También se inaugura la central agrícola de Santa Lucía, Durango (Aguilera).

En 1927 inicio labores la Normal de Río Verde, San Luis Potosí, instalada también en una exhacienda porfiriana. En mayo de 1930 la Escuela Normal de Galena, Nuevo León, se fundó con 70 alumnos.

El 26 de marzo de 1931 comenzó a funcionar la Escuela Central Agrícola Ricardo Flores Magón, instalada en el edificio de la vieja hacienda porfiriana en Carmen de Peña Blanca, municipio de Buenaventura, Chihuahua.

Para 1933 se fundó la Escuela Regional Campesina de Tamaulipas, que llegó a ser después la Escuela Normal de Tamatán, cerca de Ciudad Victoria. En un  principio los estados de Campeche, Tabasco, Yucatán, Chiapas y Quintana Roo compartirían dos escuelas normales. Baja California, Sonora, Chihuahua y Tamaulipas compartirían tres de ellas, dos estaban en Chihuahua.

Las primeras escuelas trabajaban con un plan de estudios de 2 años que combinaban materias académicas con el aprendizaje de labores agrícolas y oficios rurales. En 1932, siendo Narciso Bassols secretario de Educación, las Escuelas Normales Rurales pasaron a depender del Departamento de Enseñanza Agrícola y Normal Rural.

En 1934, con una reforma aprobada por el propio Congreso de la Unión, dio nace la escuela socialista. A la toma del poder, Lázaro Cárdenas del Río permitió la difusión de los principios socialistas. Las escuelas normales fueron despertando y exigieron el cambio de su situación.

La necesidad de organizarse es inherente al pueblo que desea cambiar su realidad. La misma necesidad que fomentó la fundación de la FECSM. Sucedió en 1934, cuando en la Escuela Normal Urbana de Ciudad Victoria, Tamaulipas, a convocatoria de la Federación de Universitarios –con  sede en la Ciudad de México– se reunieron estudiantes de todas las preparatorias. Regionalmente se pretendía crear la Federación de Estudiantes Tamaulipecos (FET). De esta reunión fueron avisados los estudiantes de Tamatán, que asistieron con la intención de pertenecer a la FET. El problema surgió cuando los estudiantes de Tamatán explicaron su origen, su organización, sus fines y se declaran partidarios de la escuela socialista. La escuela no contaba, además, con la simpatía de los políticos estatales, en particular del gobernador del estado. Todo anterior provocó el rechazo hacia los compañeros de origen campesino. La delegación de Tamatán se retiró de la asamblea.

La Escuela Regional de Tamatán, Tamaulipas, junto con su director Alfredo Rico y el profesor Jesús Santos Valdez lanzan un manifiesto a todas las normales para organizarse. Fue durante julio, agosto y septiembre cuando se llevó a cabo la agitación necesaria para la organización de la Federación, ya que se recibieron repuestas aprobatorias de todas las escuelas. Tal evento se llevaría a cabo en Aguilera, Durango. Como fue en periodo vacacional, la falta de recursos para movilizarse hizo fracasar este primer intento, pues sólo llegaron los delegados de La Huerta, Michoacán; Jalisquillo, Nayarit, y Tamatán, Tamaulipas.

El 18 de junio de 1935, se reunieron en la Central Campesina de El Roque, Guanajuato, representantes de las escuelas normales rurales. Formaron entonces la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM).

En 1969 el gobierno dirigido por Gustavo Díaz Ordaz dio el más grande golpe a la educación popular rural, pues destruyó más de la mitad de las normales (14). El pretexto fue que no había presupuesto para estas normales. Mientras que, por otro lado, se desarrolló una campaña mediática para señalar que estas instituciones estaban formando “guerrilleros”. La consigna de ese régimen fue la de acabar con ese “nido de comunistas”. También desapareció la Federación y la Confederación Nacional de Estudiantes Democráticos.

En 1970 y 1971 la mayoría de las escuelas normales rurales desaparecidas fueron convertidas en otro tipo de centros educativos o en centros de militarismo bajo control de la Secretaría de Educación Pública y la Dirección General de Educación Normal, sin comités ejecutivos, ni siquiera jefes de grupo en las escuelas. Claro ejemplo de esto fue la Normal de Perote, Veracruz, tomada por el Ejército Mexicano. Y también la Escuela Normal Rural de Jalisquillo, Nayarit, que fue creada cuando era presidente de México Pascual Ortiz Rubio, el 1 de septiembre de 1930. Durante el gobierno de Lázaro Cárdenas fue transformada en Escuela Regional Campesina y se convirtió en normal rural en la década de 1940. Por pertenecer a la FECSM, fue clasificada por las autoridades federales como “foco de agitación”. Esta escuela fue suprimida y sus alumnos enviados a la Normal Rural de El Quinto, Sonora, para que terminaran su carrera. El edificio fue destinado a una escuela agropecuaria.

A consecuencia de las represalias, numerosos grupos clandestinos que operaban en las escuelas de Tiripetío, Michoacán; San Marcos, Zacatecas, y El Mexe, Hidalgo, tomaron las tareas de luchar enarbolando como bandera la reorganización de la FECSM.

En 1972, con Luis Echeverría Álvarez como presidente, separaron los ciclos de secundaria y de la normal. Todo para que los estudiantes ya no llegaran de 13 años a los internados.

En 1973, la FECSM sostuvo la primera huelga nacional en su nueva etapa, llevando como objetivo el reconocimiento de la Escuela Normal Rural de Amilcingo, Morelos. El propósito se logró en 1974.

Para 2003, el estado de Chiapas –gobernado por Pablo Salazar– recibió un préstamo del Banco Mundial (BM) a cambio de convertir en privadas las escuelas normales ubicadas en Tuxtla Gutiérrez. La Normal Rural de Mactumactzá no escapó a esta política. El 6 de agosto de ese año, en la capital del estado, se suscitó un enfrentamiento entre estudiantes de Mactumactzá y policías. Más de 200 normalistas fueron detenidos. Posteriormente, casi 300 elementos de la policía sectorial se desplegaron afuera del centro educativo.

En esas mismas fechas se dio otro golpe en la normal Luis Villarreal, de El Mexe, Hidalgo, en donde el estado cerró el paso de carreteras para evitar el apoyo de más contingentes hacia la normal y es así como se logró el cierre de ésta como normal rural.

Uno de los hechos indignantes más recientes son los de la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre del 2014 en Iguala, Guerrero. El caso Ayotzinapa ha sido uno los más grandes embates contra los normalistas y los estudiantiles en general. Hasta la fecha no se sabe nada del paradero de nuestros compañeros y el gobierno ha otorgado la impunidad a los perpetradores.

Hoy se recrudece la andanada en contra el normalismo rural. Por su historia y porque mientras la pobreza exista, las normales rurales tendrán razón de existir, la FECSM está lista para dar la batalla y vencer en la lucha a favor de la educación pública, laica, gratuita y popular.

ver más:
http://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/index.php/2017/07/16/fecsm-ayer-como-ahora-en-pie-de-lucha/